MyNY: La azotea de Manhattan

Lo primero que nos encontramos nada más llegar a esta parte de Manhattan es un inesperado vacío, de donde surge un nuevo emperador de las alturas, es el One World Trade Center, justo al lado de donde antes se levantaban las Torres Gemelas. Mide 541 metros, o 1776 pies, una altura simbólica que coincide con el año en el que se firmó la declaración de independencia de los Estados Unidos. Es el edificio más alto de Nueva York y del país. La azotea está situada a 417 metros, justo la misma altura que una de las desaparecidas Torres Gemelas. El rascacielos se inauguró como edificio de oficinas el 3 de noviembre de 2014. El observatorio, el One World Observatory, se inauguró el 29 de mayo de 2015.

Photo by Soly Moses on Pexels.com

A sus pies se encuentra el Memorial Plaza, los monumentos, donde se vuelve a sentir un vacío que hiela la sangre. A simple vista, esta plaza arbolada podría parecer un parque más en Nueva York… Hasta que encuentras los enormes huecos que dejaron las dos Torres Gemelas. En los antiguos cimientos de ambas torres se han construido dos monumentos idénticos en forma de estanque. El agua cae en cascadas y se pierde en la tierra, mientras que alrededor de los huecos, unas placas de bronce recuerdan el nombre de todas las personas que fallecieron el 11 de septiembre de 2001. Es un monumento duro, pero nos parece una forma muy bonita de conservar y recuperar un escenario desolado.

Photo by Roberto Lee Cortes on Pexels.com

Inmediatamente nos topamos con el Memorial Museum, donde reposan rescoldos de pequeños recuerdos de vidas apagadas por la sinrazón humana. Este museo está situado debajo de la 9/11 Memorial Plaza y se centra en la historia del World Trade Center y en el antes, el durante y el después del episodio terrorista del 11-S. Se exhiben objetos relacionados con el atentado, aunque lo más impactante tal vez sean los fragmentos originales de las Torres Gemelas. Es bastante exhaustivo y (relativamente) poco dramático, una visita que merece la pena.

Photo by Reshma Mallecha on Pexels.com

Como contrapunto a la tragedia, brota el espectro blanco de The Oculus, la estación y centro comercial, que anota el epílogo y nos indica que la vida sigue. Junto al 9/11 Museum verás una enorme estructura blanca que, según su diseñador, el arquitecto Santiago Calatrava, imita a un pájaro alzando el vuelo desde la mano de un niño. Es The Oculus, estación y centro comercial subterráneos. Una elegía a la confusión organizada, un punto abstracto de decadente contracultura hegemónica.  Por un lado, está la central de transporte donde confluyen los metros de Nueva York y los trenes de cercanías de Nueva Jersey, y, por el otro, el Westfield Mall, un centro comercial de aspecto futurista repleto de tiendas y restaurantes. Emocionante visita de la que no saldrás en ningún momento indiferente.

Publicado por H.D. Cooper

Avatar: escritor, creativo, publicista, pintor y bloguero. Nacionalidad: ciudadano de Ubertnia. Objetivo: generar realidad cada atemporal instante. Deseo: ofrecer amor y servicio a todos los seres vivientes. Frase: hoy es un gran día.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: