Inicio

Sí, soy yo, un sueño

Sí, soy yo. Ese que te escucha, que te mira sin verte, que te sueña. Tus palabras continúan siendo certeras, aunque una ligera sombra de duda se desliza por el aire sin hacer ruido. Distorsión e interferencias. Percibo un trasfondo de amargura, aunque tu voz se afana por ofrecer la calidez habitual. Solo alguien muySigue leyendo «Sí, soy yo, un sueño»

El poder de la palabra

A veces me paro, para desprenderme del disfraz que me convierte en uno más de la manada. En ese instante, ajeno al tiempo, observo la vida tal como es, desnuda, sin contaminación externa. En ese microsegundo de libertad, donde soy consciente de la unidad, recibo cascadas de energía positiva acumuladas en un remanso de pazSigue leyendo «El poder de la palabra»

Detrás de la puerta

Mientras escuchaba un tema de Snatam Kaur, una mañana soleada de luz intensa, a pocos metros del mar y sus olas, me vino a la mente unas palabras pronunciadas no hace mucho por un viejo conocido mío, refiréndose a una mujer, que decían: «Ayer cerré la puerta, que hasta ahora me llevaba por los caminosSigue leyendo «Detrás de la puerta»

La capacidad de amar

Hace poco recibí un correo —no se bien de quién— que me trasladaba una cuestión que estaba encima del tapete de mi mesa largo tiempo. Quiero exponerlo aquí para que sirva de reflexión a todos aquellos que en algún momento han tenido alguna visión parecida, o quizá les suene familiar la temática. Merece la penaSigue leyendo «La capacidad de amar»

That’s the end, baby

No era mi intención perturbar tu soledad y tu silencio, pero, dado que no sabía cuanto tiempo iba a durar, no tuve más remedio que romperlo, aunque fuera por escrito (que es como mejor me expreso). Ambos tenemos edad para saber que, cuando una pareja decide darse un tiempo, es porque la relación ya seSigue leyendo «That’s the end, baby»

Duelo en el Jane’s Carousel

Laura no se caracterizaba precisamente por su puntualidad, pero cuando llevaba media hora esperándola, me empecé a preocupar. Su retraso me hizo pensar que algo no iba bien. Comprendí que el peligro era inminente y me necesitaba. Mi regreso a La Gran Manzana, después de dos años de ausencia atravesando las siete dimensiones conocidas, balanceándomeSigue leyendo «Duelo en el Jane’s Carousel»

CaL: Carta VI

Prisión de Sagunto, 3 de julio de 1939 Queridísima y nunca olvidable Libertad, sirva la presente para manifestarte que me encuentro de momento bien salud. El mismo deseo que pido para tu madre, tú y toda la familia. Quiero contarte mi historia de preso empezando desde el 25 al 29 de Abril de 1939. LoSigue leyendo «CaL: Carta VI»

Bailando en Chalmun II

El silencio de la sala era electrizante. Sólo se oían los jadeos intermitentes de los dos adversarios que, como fieras enjauladas, se miraban fijamente lanzándose ráfagas de amargo odio, que iluminaban a intervalos la oscuridad de la pista principal de la discoteca Cary, convertida en despojo y destrucción tras la batalla de Zama, en losSigue leyendo «Bailando en Chalmun II»

Bailando en Chalmun

El acceso a la sala se asemejaba a un portal esotérico oculto, que permitía el descenso de las almas perdidas a la sede del diablo, una gruta oscura y húmeda con traqueteo de luces. La discoteca Cary era todo un clásico en Ruzafa para los habituales que conocían su escondida ubicación. Para el resto deSigue leyendo «Bailando en Chalmun»

Figuras en papel cuché

Permanecí en aquel pueblo, entre cuyas piedras los linajes se remontan a la era del fuego y los metales, los primeros cinco años de mi vida. Pocos recuerdos tengo de entonces, salvo el frío, las ausencias y el vínculo a mis orígenes. La casa grande repleta de mujeres azarosas, trajinando sin descanso por cocinas ySigue leyendo «Figuras en papel cuché»

«El Zorro», a true story

El Zorro apareció por primera vez en forma de cuento de la mano de Johnston McCulley en 1.919 en la revista All Story Weekly. El protagonista era don Diego de la Vega, un joven de la aristocracia de California de la era mexicana (1821-1846), quien luchó contra las injusticias cometidas por las autoridades y enSigue leyendo ««El Zorro», a true story»

CaL: Carta V

Prisión Monasterio Santa María, 6 de Abril de 1939 Libertad de mi alma, hoy día 6 a las cuatro y media de la tarde de 1.939 del mes de abril, fue por primera vez nuestra separación, no para una temporada, sino para toda la vida. Porque nuestra felicidad, durante el tiempo que construimos nuestro hogar,Sigue leyendo «CaL: Carta V»

Leyenda negra, atadura y unión

La leyenda negra española forma parte de nuestro karma negativo, una pesada carga que generación tras generación se viene soportando estoicamente, la mayoría de las veces por desconocimiento y otras por ignorancia. Nos la creímos desde el mismo instante que la propaganda anglosajona y neerlandesa (y el resto de los poderes fácticos centroeuropeos) la crearonSigue leyendo «Leyenda negra, atadura y unión»

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Recibe todo lo nuevo por email

No somos cubos vacíos que llenar sino fuego que hay que encender.

Ubertnia

Si mantienes el suficiente silencio oirás el fluir del universo. Sentirás su ritmo. Déjate llevar por su fluir. La felicidad está más adelante.

Ubertnia

Mientras quede un solo esclavo caminando sobre la faz de la tierra, tu liberación no será total.

Ubertnia
A %d blogueros les gusta esto: