La noche oscura del alma

Me sabe a real. No es parte del sueño en el que estoy inmerso. Al principio, no te creo. Siento como se cae el velo. Al mismo tiempo, inesperado, recibo de tí algo parecido a un duro puñetazo en pleno estómago. Por un instante, me quedo sin aire. Mientras me asfixio intento comprender el motivoSigue leyendo «La noche oscura del alma»