La teoría del caos en emoticonos

Me desperté de repente. La luz del sol me deslumbró entrando a sus anchas por el ventanal limpiando mi cabeza de todo atisbo de sueños. Miré la hora, era pronto para ser sábado. Dudé entre levantarme y aprovechar la mañana o seguir ensimismado dejando vagar mi mente con sus habituales chascarrillos. Mientras volvía a laSigue leyendo «La teoría del caos en emoticonos»

El simún rojo del desierto

Alguien me dijo una vez.. ¡cambia! La voz venía del subconsciente y se repetía cada vez que mi ego permanecía distraído en sus quehaceres egoicos. Podía distinguir aquel susurro permanente a pesar de las habituales turbulencias de mi mente. Era limpio y claro, como el fluir del agua de un torrente sorteando cantos rodados, enSigue leyendo «El simún rojo del desierto»

Las tres verdades manifiestas

Ah, el interés.. Sacarle producto a las cosas, invertir.. Al final está el beneficio obtenido, el rédito de la inversión. El cierre de caja y el cobro. Pero.. ¿es que acaso hacemos siempre las cosas por interés? ¿Qué queda sino? ¿Qué otra opción hay? Sospesamos las situaciones y si son beneficiosas, seguimos adelante. Si no,Sigue leyendo «Las tres verdades manifiestas»

El ciclo de la luz

El miedo arranca lamentos y quejas en cada esquina. Es cierto, las tinieblas contaminan la existencia de negro vacío. Una energía que brota insistente y crece sin pausa llenando el horizonte de pensamientos perturbadores. Un cargo más para la cuenta diaria, una cuota pagadera en el tiempo que genera un saldo deudor en la bancaSigue leyendo «El ciclo de la luz»

Carpe diem

Me encanta que estés en mi vida, en parte porque yo lo he elegido y en parte porque tú en algún momento hiciste que nuestras elecciones coincidiesen. Sentir que estás me hace bien, me aporta tranquilidad, calma y serenidad, sin necesidad de una cercanía impuesta o de una frecuencia programada, estás y punto. Me gustaSigue leyendo «Carpe diem»

Mírame a los ojos

Que ya dejé de cumplir cuarenta? Quién? Yo? Y bien? Hace mucho que dejé de medir mis actos con la vara del tiempo. Solo me importa el ahora. Te regalo el ayer y el mañana para que los empaquetes con la basura de tus pensamientos y sean objeto de mi sanación. Mi mente, mi almaSigue leyendo «Mírame a los ojos»

Magia antigua

No hay objeción ni velo oculto. Como otras veces que has venido, te espero sin medida. Lentamente, sin apenas ruido. Surgiendo como inspiración de un sueño; al atardecer de un sudado despertar, arañándome el alma. Y hablamos sin contar las palabras, durante toda una eternidad, placenteramente, piel con piel, sábana blanca con aroma de jazmín,Sigue leyendo «Magia antigua»

Dulce despertar

Tu mirada anclada en el futuro me desnuda, mientras un haz de luz profunda se desliza por la verticalidad infinita de tus negros mechones de cabello, haciendo brotar guirnaldas de fuego por la cascada de tus labios, hasta herirme con una tenue sonrisa. El brillo de una chispa de amor roza levemente tu corazón aterciopelado,Sigue leyendo «Dulce despertar»

Después de ayer

Soy consciente de que el ayer es un recuerdo escrito en el libro mayor de mi mente. Una página emborronada de sucesos descritos desde una perspectiva tendenciosa. Un sueño tal vez inexistente. Un instante perdido en el tiempo. Momentos inanimados anclados en la poesía del pasado. Camino sin retorno. La muerte del hoy. Soy conscienteSigue leyendo «Después de ayer»

La llave plateada

Estoy de pie, quieto y observando a lo lejos, con la mirada perdida en el infinito. Y al fondo, el horizonte. La linea eterna de donde surgen los primeros rayos de luz dorada, tras lo que emerge el rey de los astros, nuestro padre engendrador de vida: El Sol, dios del Origen. A mis pies,Sigue leyendo «La llave plateada»