La conjunción de las almas

Después de que el tiempo se convirtiera en un espejo, dibujando nuestras vidas en una farsa de mil caras, decidí escribirte a una dirección equivocada. No se cuantas vueltas ha dado la tierra sobre su eje desde entonces. Ha debido ser más de una eternidad con todas sus reencarnaciones. Tu cara es una sombra difuminadaSigue leyendo «La conjunción de las almas»

En soledad, me sirvo a mi mismo

Andaba alegre y feliz, gozando de una luminosa mañana de primavera, cuando me tropecé con mi amigo Platón, no el filósofo ateniense, sino un conocido de la barriada, al que decidí apodar así por su elocuencia. Platón estaba algo cabizbajo, triste y apesadumbrado por su reciente soledad. Acababa de romper una relación de pareja ySigue leyendo «En soledad, me sirvo a mi mismo»

Detrás de la puerta

Mientras escuchaba un tema de Snatam Kaur, una mañana soleada de luz intensa, a pocos metros del mar y sus olas, me vino a la mente unas palabras pronunciadas no hace mucho por un viejo conocido mío, refiréndose a una mujer, que decían: «Ayer cerré la puerta, que hasta ahora me llevaba por los caminosSigue leyendo «Detrás de la puerta»