MyNY: Liberty Enlightening the World

La Estatua de la Libertad es, sin duda, el símbolo más famoso de Nueva York. Su lema es: La libertad esclarece el mundo (Liberty Enlightening the World). En mi modesta opinión, de visita obligada. Impone bastante, más aún desde Liberty Island. Las vistas de los rascacielos de Manhattan desde la popa del ferry, insuperable. Es una de las fotos más popular y deseada. Este monumento de 46 metros de altura (93 si contamos la base), se encuentra situada en Liberty Island (la isla de la libertad), y para visitarla es necesario ir en Ferry. El muelle se encuentra en Battery Park, al sur de Manhattan.

La Estatua de la Libertad se inauguró en octubre de 1886 y fue un regalo de los franceses para conmemorar los cien años de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. En 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad. En su diseño participó Gustave Eiffel, el creador de la Torre Eiffel. Un consejo, tómatelo con calma, las colas y el calor (en verano) son la salsa y forman parte del tour. Si se te olvida, como me pasó a mí, en los barcos venden gorras baratitas. Es un buen souvenir para llevártelo de vuelta a casa. Realizar el recorrido por la isla y hacerte varios selfies con Liberty al fondo es de lo más sugerente.

Photo by Vinicius Dattwyler on Pexels.com

Ellis Island y el Museo de la Inmigración son una visita complementaria a la de Liberty Island (el mismo ferry nos lleva a las dos islas), en la que tomaremos el pulso al importante hecho histórico de la inmigración norteamericana, semilla de los actuales Estados Unidos. Entre 1892 y 1954, Ellis Island fue la puerta de entrada al país para más de 12 millones de inmigrantes. Actualmente se dice que más de 100 millones de americanos son descendiente de esa inmigración. La isla de Ellis contaba con un edificio principal donde se realizaban todos los trámites y controles, un hospital para cuidar a la gente que llegaba enferma, unos edificios destinados a las enfermedades contagiosas, un gran edificio dormitorio y como no, un puerto.

Tras varias décadas de abandono, en 1990 se inauguró en Ellis Island el Museo de la Inmigración. En el museo de Ellis Island encontraréis fotografías, cartas, objetos personales y todo tipo de recuerdos de la época. Podréis ver desde cómo realizaban los controles sanitarios hasta como los más desafortunados eran deportados. El importante y muy bien documentado museo se encuentra repartido en las tres plantas del edificio principal. Su visita te teletransporta a tiempos pasados de color sepia, que por su realismo extremo parecen sacados de otra dimensión paralela. No es fácil dejar de sentir un cierto escalofrío al pasear por las distintas zonas y temáticas de la amplia exposición.

En el exterior se encuentra el «Wall of Honor» con los nombres de más de 600.000 inmigrantes de la época. Para mi sorpresa, encontré mi apellido en el muro, repetido varias veces, con lo que puedo afirmar que tengo a alguno de mis antepasados entre los pioneros que poblaron este gran país por la puerta de entrada europea, además de por la californiana donde dejamos mucho más rastro. Merece la pena la visita, muy emocionante e instructiva. De algún modo (puede que irónicamente), aquí se hace patente la frase de que «La libertad esclarece el mundo«.

Publicado por H.D. Cooper

Avatar: escritor, creativo, publicista, pintor y bloguero. Nacionalidad: ciudadano de Ubertnia. Objetivo: generar realidad cada atemporal instante. Deseo: ofrecer amor y servicio a todos los seres vivientes. Frase: hoy es un gran día.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: