Magia antigua

No hay objeción ni velo oculto. Como otras veces que has venido, te espero sin medida. Lentamente, sin apenas ruido. Surgiendo como inspiración de un sueño; al atardecer de un sudado despertar, arañándome el alma. Y hablamos sin contar las palabras, durante toda una eternidad, placenteramente, piel con piel, sábana blanca con aroma de jazmín, transparencias.. El tiempo se paró en la primera mirada. Y sigue allí, quieto, como un juguete usado. Tu pelo, revuelto y obscenamente oscuro, me huele a misterio, a magia antigua, a placer prohibido. Mis dedos se enredan en la suavidad efímera de tus pensamientos, a medio camino de las dunas onduladas de la conciencia. Y las caricias se deslizan por el manto erizado de los deseos. Sinfonía de placer cuando sucumbe en tus labios para prestarme un beso, con el que saldar la cuenta de un eterno despertar que nunca ha existido.

Publicado por H.D. Cooper

Avatar: escritor, creativo, publicista, pintor y bloguero. Nacionalidad: ciudadano de Ubertnia. Objetivo: generar realidad cada atemporal instante. Deseo: ofrecer amor y servicio a todos los seres vivientes. Frase: hoy es un gran día.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: