A propósito de la soledad

La soledad es, indiscutiblemente, la mejor vía para acercarnos a nosotros mismos. Únicamente cuando estamos solos, con la única compañía de nuestros pensamientos, somos capaces de comenzar a conocernos a nosotros mismos, de saber apreciar nuestra propia compañía.

La soledad es el primer eslabón de la meditación, que nos invita a entrar en los dominios de la consciencia y el pensamiento puro, en un acercamiento al YO interior. Aprender a convivir con uno mismo, a disfrutar de la única compañía del yo, es un ejercicio muy importante para conocerse como persona que nos aporta fortaleza, autoestima y nos enseña a respetarnos a nosotros mismos.

El desventurado poeta existencialista, autor de las Flores del Mal, Charles Baudelaire dijo: “Quien no sabe poblar su soledad, tampoco sabe estar solo entre una multitud atareada”. Y es que, aunque el mensajero no sea del todo de fiar, lo cierto es que si no sabemos dominar la soledad, será ella la que nos domine a nosotros.

Es sabio, por tanto, pasar momentos en soledad, conocernos a nosotros mismos y separarnos del bullicio que supone la compañía constante y la masificación mental. De este modo, se dice que nos fortaleceremos como individuos y creceremos como personas. Es sabido que la creatividad se desarrolla principalmente en soledad.

Goethe dijo sobre la soledad: “El talento se cultiva en la soledad; el carácter se forma en las tempestuosas oleadas del mundo”. También podemos repasar la azarosa vida de Wolfgang Amadeus Mozart, el maestro del Clasicismo, considerado como uno de los genios más influyentes y destacados de la historia. Las circunstancias de su solitaria y temprana muerte han sido objeto de numerosas especulaciones y elevadas a la categoría de mito. Se dice que las connotaciones negativas de la soledad pueden llegar a ser muy graves y perjudiciales, pudiendo llegar a ser esta muy peligrosa.

Sin embargo, es importante hablar también de las ventajas que supone estar solo de vez en cuando y saber tolerar dicha soledad. Los grandes genios de todos los tiempos usaron de ella en los momentos de la creación de sus obras más inmortales. El escritor brasileño Paulo Coelho, resume con cierto tino su versión de lo comentado en una corta frase: «Un guerrero de la luz usa la soledad, pero no es usado por ella»

Al fin y al cabo, para muchos no es ninguna tragedia. Aquí mismo, en la patria de Cervantes, Picasso o Sabina, varios años de internado en uno de tantos colegios religiosos de la época (del franquismo), con toda la carga de frustraciones a tan temprana edad, da para mantenerse inmune de cualquier influjo negativo de la soledad. Somos hijos de los hijos de la represión. Venimos de generaciones acostumbradas a las barricadas callejeras. Acostumbrados a la soledad obligatoria.

Casi todo el mundo alberga su propia soledad, lo que nos diferencia es nuestra actitud hacia ella, algunos luchando por vencerla, otros ignorándola y unos pocos profundizando en ella. Quizás haya mucho miedo a la soledad en nuestra sociedad, pero si somos capaces de encontrar un equilibrio entre los momentos que dedicamos a los demás y a aquellos que nos dedicamos a nosotros mismos, podremos disfrutar de una grata experiencia cuando estemos en soledad, liberándonos de ese miedo que tenemos a sentirnos vacíos y quedarnos solos. «Escucharnos, es tan importante como oírnos.»

Por eso llegamos a la conclusión de que la soledad positiva se encuentra escondida tras nuestro proyecto de vida.

Siendo un poco permisivos y no demasiado negativos, también podemos pensar, como decía Orson Welles, que.. «Nacemos solos, vivimos solos, morimos solos. Sólo a través de nuestro amor y amistad podemos crear la ilusión por el momento que no estamos solos.»

Aunque sería mejor y más práctico, para finalizar este cúmulo de conjeturas sobre la soledad, apostar sobre seguro por lo que apuntó George R. R. Martin.. «Cuando las nieves caen y los blancos vientos soplan, el lobo solitario muere, pero la manada sobrevive.»

Publicado por H.D. Cooper

Avatar: escritor, creativo, publicista, pintor y bloguero. Nacionalidad: ciudadano de Ubertnia. Objetivo: generar realidad cada atemporal instante. Deseo: ofrecer amor y servicio a todos los seres vivientes. Frase: hoy es un gran día.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: